Mi amiga la dibujantora

Tengo una amiga desde hace un montón de años, cuando todavía jugábamos a que la tierra era lava y nos encantaba subir a los árboles. Siempre fue muy talentosa, se quedaba en los recreos dibujando. Un día un nene de otro curso se acercó con timidez y le preguntó si era una dibujantora. Y así fue como le quedó el titulo.

Hoy ya pasaron muchos años. La estoy acompañando a una clase de grabado en la facultad de artes. Me sorprende un poco mirar hacia atrás y ver todo el tiempo que llevamos siendo amigas. Tal vez por un poco de nostalgia me dieron ganas de contar como es ella.

Tiene el pelo corto a la altura de la nuca, con algunas ondas. Es de color castaño oscuro y se va aclarando hacia las puntas. Tiene las cejas finas y prolijas. Es alta y camina rápido, con mucha decisión. Como queriendo atropellar al mundo, dicen por ahí, pero no por engreída sino porque es un poquito torpe.

Es de piel blanca y con bastantes tatuajes desparramados por todos lados. Una frase en latín adornándola como un collar, la rama de un cerezo por la espalda y el hombro dándole sombra a un elefantito y a una jirafa que se miran con ternura. Otra frase distraída por el brazo, cerca de donde vuela un pajarito.

En este momento está toda vestida de negro: remera larga y calza. Usa un delantal estilo ama de casa a cuadros azul y blanco. Tiene manchas de pintura en los brazos,en las manos y hasta en la frente. Una cinta de tela envuelta en un dedo cansado y lastimado de tanto tallar.

Algo muy característico de ella son los aros y hoy no pueden faltar. Son largos y redondeados, tienen muchos detalles, como si fueran antiguos. Son brillantes y en el centro un gran ovalo azul oscuro y dos pequeñas piedras de color verde agua a los costados.

Se para firme con las manos a los costados. Sus botas color beige la hacen ver mas alta todavía. Le pregunta algo a la profesora, se le mezclan las ganas de aprender con defender su propio estilo.

Me saca la lengua y sigue tallando con concentración. Esta transpirando, parece que hacer un grabado es más arduo de lo que pensé.

Del resto de los alumnos siempre hay alguien que le pide algún material o que le explique algo. Todavía no se decide como mejorar su obra, llama a la profesora y sigue pensando.

En su mesa hay una tabla de madera, bocetos, hojas en blanco, hojas de diario para no ensuciar tanto y una cartuchera llena de pinceles, lápices, gomas de borrar, micro fibras, gubias, espátulas y cosas que no se ni nombrar.

Guarda las cosas y nos vamos, ya es tarde.

Hay amistades que perduran, incluso si no se ven seguido o si son muy diferentes entre si. Estoy contenta por tener personas como ella en mi vida, que me muestran una mirada distinta del mundo y me contagian un poco de su hermosa locura.

(La imagen de esta entrada es un dibujo de mi amiga)

Anuncios

2 thoughts on “Mi amiga la dibujantora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s